viernes, 20 de mayo de 2016

Cuate, prestome lo que enviaste

Dicen los periodistas que el titular tiene que explicar el artículo, lo siento, voy a explicar una palabra del titular, prestar según la R.A.E (Real Academia Española de la Lengua) en su primera acepción la define como “Entregar algo a alguien para que lo utilice durante algún tiempo y después lo restituya o devuelva”. Pero he escogido la segunda acepción del Diccionario General de la Lengua Asturiana “Causar contento, agradar, gustar”. Sí, cuate me gusta lo que nos enviaste. En 1603 vuelve de América Gonzalo Méndez de Cancio al dejar el puesto de Gobernador de Florida (EEUU), a su pueblo asturiano de Tapia (Tapia de Casariego - Asturias), con 2 arcas llenas de semilla maíz, al año siguiente por primera vez en Europa se plantó el maíz, desde aquel día cambio la agricultura de Asturias,
Firma de Gonzalo Méndez de Cancio
sí antes del descubrimiento de América no había esfoyones, boroña, papas, panoyas, riestras en los horreos, aunque unos iluminados, hayan puesto en el cartel de información en la vía romana de la Carisa cerca del campamento romano, que se encuentra a una mayor altitud entre todos los yacimientos de la época que se han descubierto en Europa, donde pone que los Astures ya comían maíz al llegar los romanos, para que después digan los Vikingos, 1000 años antes ya habían ido los Astures, supongo que ya lo habrán rectificado. El maíz paso a ser vital en la alimentación de la población asturiana, servía para comer, para forraje, para edificar, para abonar (los restos se tiraban en los caminos y después se utilizaba como abono, era un dolor de cabeza para los carreteros y poco podía abonar en la tierra), y que gestionaban nuestras madres, abuelas y antepasadas las verdaderas expertas en economía sin Universidad ni Master ni falta que les hacía, además el maíz produjo una enfermedad la pelagra (o mal de la rosa) que estudio el Doctor Casal, que sufrió mucha gente del campo asturiano, por panificarlo como el resto de los cereales, cuando en México sufría un tratamiento previo a su utilización ablandándolo con agua de cal. Hoy José Manuel Ferreira en Tapia Casariego ha conseguido recuperar aquel maíz que trajo Méndez de Cancio, y a través de la Asociación Zea Mays, e incluso se puede degustar en Palermo Delicatessen http://www.palermodelicatessen.com/historia.htm sobre todo si eres llambión (goloso).
Hay querido cuate durante 400 años se cultivó con el maíz en Asturias una legumbre de esas tierras, sí las fabas, pero las dejaremos para el final. Nosotros también os mandamos alguna cosa para esa tierra, como no la sidra,  es verdad que la sidra natural (la que se escancia, para agitar la sidra, airearla y “despertar” el gas carbónico, solo lo hacen los asturianos) no se podía enviar por tiempo y medios de transporte,  a pesar de ello la Gaceta de México del 21/06/1785, en el puerto de Veracruz se podía obtener sidra embotellada de calidad superior del Principado de Asturias,  pero no solo eso, en el primer decenio del s. XIX la Gaceta de México explicaba la elaboración de la sidra asturiana, incluso una carta nos cuenta un guipuzcoano que loa la elaboración de la sidra por el sistema asturiano. Aunque en esta época de donde llegaba la sidra era de Estados Unidos como en el puerto de Alvarado, pero cambiará con la aparición de la sidra achampanada, Tomas Zarracina de Gijón fue pionero en la elaboración de la sidra achampanada en 1856 o 1857 según la fuente, y ya enviaron este tipo de sidra pronto, para México, como la que descargo el bergantín Unión, en el puerto de Sisal (Mérida – Yucatán – México) eran 10 cajas para Juan Miguel Castro, el 19/05/1857, incluso lo intentasteis vosotros sidra a imitación de champaña en 1859 Sidra del Altillo.
Pero no solo sidra, en los anuncios de las tiendas de comestibles de México, aparecen las conservas asturianas calamares de Gijón rellenos, chorizos de Gijón con manteca, morcillas con manteca, salmón… con conservas de otros lugares de España y Europa, pero una que se repetirá a lo largo de los años, ahí están los anuncios de “La Papelería” en 1866, esquina del puente de Jesús y puente de la leña, México D. F., “Casa José F. Huego y Comp.”  en 1871, esquina portal de Agustinos y La Palma, 8 México D. F., “Tienda de la gran sociedad” en 1872, esquina del Espíritu Santo y Coliseo Viejo, será la lamprea a la asturiana en 1872 el precio de la lata era 1,25 pesos, como comparación la misma tienda vendía la botella de Champagne Moet et Chandon a 2,50 pesos y no era el más caro, el más caro se vendía a 3 pesos (como curiosidad no sé que era, pero se vendía esperma de patente, la libra a 0,87 pesos, a lo mejor es un error tipográfico), hoy curiosamente no se hace esta conserva y en Asturias no sé ni siquiera si se ofrece en algún restaurante, donde todavía tiene consumo es en Galicia, donde incluso existe una fiesta de la lamprea en Arbo (Pontevedra) de interés turístico, curioso pez que es el más primitivo, y parece según algunos guionistas de la serie futurista apocalíptica “The 100” de la cadena CW @cwthe100 (episodio 3x 14 Red Sky at Morning) dentro de 100 años se pescarán lampreas, es curioso se cocina en su propia sangre, es como los parásitos  chupa la sangre de sus víctimas, hace parecido a los salmones nace en el río después se va al mar y vuele a desovar al río, y la boca vamos a hablar claro acojona.
Si a cualquier persona le preguntan el plato típico de Asturias, pues la respuesta esta clara, Fabada, lo curioso es que parece ser que este plato nace en el s. XIX, así que si trabajas en el Ministerio del Tiempo https://www.facebook.com/elministeriodeltiempo/  https://twitter.com/mdt_tve?lang=es (serie de TV Española en la que puedes ir al pasado de la historia de España) y apareces en un castro de los Astures, cuando te pregunten qué quieres comer no digas que la fabada de la abuela, porque las fabas vinieron de América, las únicas que no vinieron fueron las que en zonas de Asturias se llaman Fabas de Mayo (Habas), esas ya estaban, dice Eduardo Méndez Riestra (en “Los Asturianos” y “Sabores de Asturias”) que la fabada surge de quitarle cosas al pote asturiano, que si existía antes del descubrimiento pero con otros productos acompañando a las berzas (nabos, castañas…), el actual lleva la patata y la faba, y el compango que también es menor en la fabada. En México se ofreció fabada y no en lata, lo que pasa que los tipógrafos de los periódicos, la llamaban Taboda, Favada, Tabada, Fabada siempre a la asturiana, incluso potaje a la asturiana.
Para terminar transcribo del diario “El País” de México de 08/11/1912 la siguiente receta: "POTAJE DE HABICHUELAS A LA ASTURIANA  En una cazuela se pone manteca de cerdo y un poco de aceite, se fríe cebolla, un diente de ajo y tomates sin piel; cuando está medio frito se pone jamón a pedacitos y unas sal-(el diario se comió las letras) sin piel; cuando está medio frito se ponen las habichuelas sin caldo, (éstas ya se tienen hervidas), y se tienen bastante rato moviéndolas para que cojan el gusto de las substancias; se echa una cucharada de azúcar blanco y otra de mantequilla, se da algunas vueltas y luego se echa el caldo de las habichuelas, se dejan hervir con fuego lento por espacio de media hora y se sirven. Si se quieren poner plátanos maduros entonces se suprime el azúcar y se colocan estos después que el caldo esté hecho para que no se deshagan. Las habichuelas habrá que ponerlas en remojo en agua fría algunas horas antes que hervirlas.", que cada uno saque sus conclusiones sobre la receta. Desde la existencia de los congeladores ya no hace falta usar faba seca, ya que se puede recoger y congelar y esas no hace falta ponerlas en remojo.
Cuate muchas gracias, pero me reconocerás que con lo que nos has mandado, las españolas lo han mejorado, mira con ese tomate el gazpacho andaluz, con la patata la simple tortilla española como dice Javier Sanz en Historias de la historia (Hay diferentes teorías sobre el origen de la tortilla de patatas o española. Siguiendo con la teoría de la tortilla francesa (nace en la Guerra de Independencia Española, al escasear las patatas, y se decía tortilla de cuando los Franceses), descartaremos la que atribuye la autoría de la de patatas a Tomás de Zumalacárregui durante las Guerras Carlistas por librarse éstas años después de la Guerra de la Independencia cuando ya hemos dicho que la tortilla española ya se degustaba. La teoría del científico del CSIC Javier López Linaje sitúa el origen de la tortilla española en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena en el siglo XVIII. En su libro “La patata en España. Historia y Agroecología del Tubérculo Andino” hace referencia a documentos que hablan de la tortilla de patatas en esta localidad en 1798, y atribuye su invención a Joseph de Tena Godoy y al marqués de Robledo)… y esa labor de nuestras antepasadas son el origen de la fama mundial de la Gastronomía Española hoy en día, de como usaron los distintos productos que llegaron a esta tierra desde todo el mundo y en distintas épocas.

Bibliografía: Hemeroteca Nacional de México, Biblioteca de Asturias.

Inspirado por Ana María Fernández-Vega Albafull, Ana Villa Michel Pría, Gerardo Fernández-Vega Albafull y Maribel Fernández-Vega García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario